Farmagia Festival

Farmagia
IV Festival de medicina para el alma en Vilarcángel
19 ,20 y 21 de junio 2020- solsticio de verano
Hace 2500 años el templo de Asclepio (Dios de la medicina) en Epidauro, Grecia. Era un recinto destinado a curar los males del espíritu y con ellos los del cuerpo quedaban aliviados también, para ello crearon las incubadoras, espacios donde dormían los visitantes, para posteriormente comentar sus sueños con los sacerdotes que interpretaban sus significados ocultos. Allí se instruía en una forma correcta de vivir, dieta, ejercicio y música por poner algunos ejemplos de las actividades creativas a las que el visitante tenía acceso. No se cobraba, las personas dejaban sus donaciones al templo y marchaban cuando sentían que sus espíritus se habían liberado del peso mundano.
En Vilarcángel queremos revivir el espíritu de los antiguos santuarios de medicina, dirigidos al alma y no al cuerpo y para ello te invitamos a compartir con nosotros unos días de retiro, creatividad, fiesta y a celebrar el solsticio de verano. Este encuentro está creado como una herramienta que te permitirá trasmutar tu ser a través de un crecimiento personal guiado por personas que ya vibran en esa frecuencia, aquí compartirás sus experiencias y aprenderás a usar disciplinas de armonización y una vez concluido el encuentro podrás desarrollarlas a través de tu trabajo diario. Nuestro interés es que recibas una enseñanza que te ayude a aumentar tu conciencia y armonía y con ella tu calidad de vida y la de los de tu entorno. Aquí te explicamos nuestro plan de acción, esperamos que os guste y poder compartir con vosotros la magia de la convivencia y de este aprendizaje.
Nuestra programación igual que nosotros está en continua transformación, así que todas aquellas personas que quieran colaborar con su conocimiento y experiencia en este encuentro con, juegos, música, danza, un taller o una charla son bienvenidas. Tienes dos modos de alojarte o bien dentro de la villa (con lo cual deberás informarnos) o traerte tu propia tienda, tipi, yurta, furgoneta o cobijo. La comida será comunal, todas las personas pueden colaborar en el proceso de elaboración y así además, aprender formas simples y sanas de alimentarse. Los talleres se celebraran durante el día y la tarde y serán anunciados después de los desayunos y las comidas. Habrán juegos, sesiónes oníricas, talleres de musicoterapia, arteterapia, aromaterapia, fitoterapia, yoga, chikung, alimentación, oráculos, meditación y por la noche un buen fuego comunal a la luz de las estrellas, entre nuestros queridos naranjos al son de música en directo: jazz, flamenco, medieval y sacra.
Al encuentro puedes quedarte solo un día o visitarnos un rato o bien quedarte los tres días. Damos la bienvenida el viernes y la despedida el lunes
Todo esto será gratuito y todo el mundo esta invitado (niños, jóvenes, adultos y ancianos). En la puerta de la villa podrás ver el santuario a la abundancia que hemos creado y allí dentro del jarrón podrás depositar tu donación al finalizar tu estancia, esta será nuestra forma de apreciar vuestra valoración de la experiencia que os hemos regalado y ese dinero será repartido entre los músicos y profesores que viven de ello. También informaros que muchos de ellos han renunciado a cualquier retribución y desarrollan su labor desinteresadamente.
La filosofía de convivencia es muy parecida a la de los Rainbow Gathering, espíritu de colaboración en la limpieza y mantenimiento de los espacios y disposición de apertura hacia todas las personas y experiencias que se generen. Si vienes te recomendamos traer tus cubiertos y un cazo para tu comida (o platos) y por supuesto tu manta y tu esterilla si quieres dormir en interior de la villa.
Ver lo que nos une y no lo que nos separa es de alguna manera, la forma perfecta para definir que vivirás en Farmagia.